Definición

Es un seguro de ahorro finalista o también denominado de largo plazo, cuyo objetivo es complementar la pensión pública de jubilación y cuyas aportaciones desgravan en la renta.

Ampliar información el la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP).

Características

1. Rentabilidad

El Plan de Previsión Asegurado (PPA) tiene una rentabilidad mínima garantizada por Ley durante un periodo concreto o incluso vitalicio, y que cada trimestre, semestre o anualidad (dependiendo del producto) ofrece un interés adicional al mínimo garantizado. Al contrario que los planes de pensiones nunca puede presentar una rentabilidad negativa en el momento del rescate.

2. Aportaciones

El PPA tiene las mismas ventajas fiscales que un Plan de Pensiones, es decir, todas las aportaciones desgravan fiscalmente en tu declaración de renta anual, con los siguientes límites máximos, dependiendo de la edad del aportante:

  • Con la nueva reforma fiscal del año 2015 se limitan las aportaciones a 8.000€ independientemente de la edad, con el tope del 30% de la suma de los rendimientos del trabajo y de actividades económicas.

Estos límites podrán subir ya que, con independencia de las reducciones anteriores, si tu cónyuge percibe rentas inferiores a 8.000€ anuales, podrás reducir las aportaciones realizadas a favor de tu cónyuge, con el límite máximo anual de 2.500€.

Existen casos especiales para aquellas personas con discapacidad igual o superior al 65%, que podrán aportar hasta un límite de 24.250€. Y si eres familiar de discapacitado en línea directa, colateral hasta el tercer grado o cónyuge, y quieres hacer aportaciones a favor de éste, podrás hacerlas de forma complementaria a la tuya, siempre con el límite de 10.000€ anuales. En ningún caso podrá superarse conjuntamente el límite de 24.250€.

3. Liquidez

El PPA es ilíquido, es decir, no se puede disfrutar de los ahorros salvo por los siguientes casos: jubilación (inclusive la anticipada), fallecimiento, invalidez absoluta, dependencia severa o gran dependencia, grave enfermedad del propio participe, de su cónyuge, de familiares hasta el primer grado o de personas en régimen de tutela o acogimiento, y por último, por desempleo (incluido ERE), tanto si eres asalariado como si eres autónomo. A partir del 2015 también se puede rescatar transcurridos 10 años de antigüedad de la aportación.

4. Movilización – Traspaso

La legislación vigente permite la movilización o traspaso entre PPA´s y Planes de Pensiones, y viceversa, las veces que el cliente desee (sin límites) y sin pasar por el fisco.

5. Formas de rescate

A la hora de la prestación ofrece las mismas posibilidades que los planes de pensiones, es decir, cobrarlo de una sola vez (en forma de capital), en forma de renta, o en forma mixta (una combinación de las dos anteriores). Y según la entidad aseguradora también pagos sin periocidad regular.

Modalidades

Según rentabilidad garantizada

  1. Prepactos a un vencimiento futuro, por ejemplo: 5, 10 ó 15 años.
  2. Rentabilidad anticipada de forma trimestral, semestral o anual.
  3. Participación en Beneficios a ejercicio vencido.

Según las inversiones que respaldan el producto

  1. Con inversiones afectas.
  2. Sin inversiones afectas.

Fiscalidad de las prestaciones

Todas las posibles formas de cobro de los Planes de Previsión Asegurado (PPA), como de los Planes de Pensiones, tributan como Rendimientos del Trabajo.

¿Por qué un Plan de Previsión Asegurado (PPA)?

Porque ofrece una protección constante desde el primer momento, a diferencia de los planes de pensiones. Por lo tanto si estas cerca de la jubilación o tienes un perfil inversor conservador con alta aversión al riesgo, este es tu producto ideal.

Protección

Tus ahorros e inversiones en seguros protegidos por el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS)

 

Consejos