Es importante conocer bien a fondo el Plan de Previsión Asegurado (PPA) antes de su contratación, fijándonos en varios parámetros (no solo en la rentabilidad que nos ofrece), para luego no llevarnos ninguna sorpresa. Por ello hemos desarrollado una batería de 8 puntos a analizar en un PPA, para ayudarte en dicho proceso de estudio y comparación previo a la contratación:

1. Rentabilidad neta (descontando gastos) superior a la inflación

Para no perder poder adquisitivo, todo producto de ahorro e inversión debe de tener como premisa, ofrecer una rentabilidad neta de gastos superior a la inflación.

2. Conocer si la movilidad/traspaso es a valor de mercado o el 100% de la provisión matemática (ahorro acumulado)

A valor de mercado (inversiones afectas o asignadas)

Es importante conocer si el producto tiene inversiones afectas/asignadas o claúsula de ajustabilidad y cómo funciona la movilización de estos productos. El problema es que en muchas ocasiones se venden PPA´s con esta cláusula y no se informa al cliente. Que el PPA tenga esta cláusula no tiene por qué ser negativo, salvo que el cliente no tenga constancia que la tiene, y solicite un traspaso/movilización sin avisar a su actual gestor/corredor, ya que dependiendo del momento en que se traspase/movilice puede ser perjudicial o beneficioso.

A continuación detallamos el funcionamiento de dicha cláusula:

El valor de movilización/traspaso será igual al valor de mercado de los activos que respaldan la inversión, por lo que podría movilizarse mayor o menor cantidad que el saldo acumulado hasta dicho momento. Esto podría ser beneficioso o perjudicial para el cliente dependiendo del momento en el que decida movilizar/traspasar su PPA. Si lo deja en manos de su corredor/gestor, no debería de preocuparse ya que éste velará siempre por sus intereses y le recomendará traspasar a valor de mercado su Plan de Previsión Asegurado (PPA) con inversiones afectas o asignadas, cuando sea el momento adecuado. Si el cliente decide traspasarlo cuando él lo considere, podría encontrarse con una sorpresa negativa.

El valor de mercado de los activos que respaldan estos productos, varía diariamente, por lo que puede que el día que queramos movilizar/traspasar este valor sea inferior al ahorro acumulado o puede que sea superior. Si fuese inferior, la solución sería esperar hasta que los activos que respaldan dicha inversión sean iguales o superiores a la cantidad ahorrada en el momento. Este tiempo de espera pueden ser días, semanas o meses.

Ejemplo:

La compañía X donde hemos contratado nuestro PPA, invierte en un bono del estado al 4% de rentabilidad a 5 años para garantizarnos la garantía, y nosotros dentro de 3 años queremos realizar un rescate o movilizar el ahorro a otro producto de otra compañía. Puede ocurrir 2 cosas; una, que la compañía X intente vender ese activo (bono) en el mercado secundario donde particulares y empresas compran activos, pero resulta que en el mercado, en ese momento se ofrecen otros bonos, pero al 6% de rentabilidad, obviamente los compradores se decantarán por este último bono del 6% y no por el nuestro que está intentando vender la compañía X, con lo cual lo tendrá difícil para venderlo, entonces es cuando se traspasaría menos cantidad que el saldo acumulado/provisión matemática.

Por contra, si es nuestro bono el que está al 6% y el resto está ofreciendo un 4%, la compañía X lo venderá rápidamente y además al traspasar obtendremos plusvalías, movilizando una cantidad superior al saldo acumulado/provisión matemática.

100% de la provisión matemática

Si el PPA no tiene inversiones afectas o asignadas, entonces se traspasará el 100% de la provisión matemática (saldo acumulado) en dicho momento.

¿Cómo saber si tiene inversiones afectas o asignadas?

Se debe reflejar en las condiciones generales del producto, pero algunos condicionados están muy mal redactados y no es fácil encontrar dicha información. Pero por suerte, desde el pasado 5 de febrero de 2016, por Ley, en la ficha del producto se debe de informar del riesgo del mismo según la Orden ECC/2316/2015, de 4 de noviembre, relativa a las obligaciones de información y clasificación de productos financieros, y además recalcar con advertencias las particularidades de los mismos (ver últimas páginas 13 y 14 de la normativa). Resumiendo un PPA que sea a valor de mercado reflejará imperativamente algunas de las siguientes advertencias:

“La venta o cancelación anticipada no es posible o puede implicar pérdidas relevantes”.

“El valor del derecho de rescate o movilización depende del valor de mercado de los activos asignados y puede provocar pérdidas relevantes.”

“El valor de los derechos de movilización, de las prestaciones y de los supuestos excepcionales de liquidez depende del valor de mercado de los activos del fondo de pensiones y puede provocar pérdidas relevantes”.

3. El rescate en supuestos excepcionales de liquidez (desempleo y enfermedades graves) debe ser el 100% de la provisión matemática en el momento del rescate. Y si es a valor de mercado, que se garantice como mínimo el 100% de las aportaciones capitalizadas a un interés fijo.

4. El rescate en supuestos de (fallecimiento, invalidez e independencia) debe ser el 100% de la provisión matemática en el momento del rescate. Y si es a valor de mercado, que se garantice como mínimo el 100% de las aportaciones capitalizadas a un interés fijo.

5. Conocer la estructura de gastos

Al no limitarse legalmente los gastos asociados a estos productos, (los planes de pensiones si que lo están), es importante conocer y entender con exactitud que gastos se aplican.

Pueden existir PPA´s que apliquen altos gastos, pero si a la vez ofrecen altos rendimientos, puede compensar y mucho.

6. Que no exista obligación de permanencia

Por ejemplo, existen PPA´s que te ofrecen una rentabilidad determinada si te mantienes x años. En caso de rescate o movilización antes de llegar a la fecha de garantía puede suponer una penalización.

7. El interés mínimo garantizado que sea vigente durante toda la vida del contrato

8. El interés extra/especial 

Para poder ser competitivas, las compañías aseguradoras suelen ofrecer un interés adicional al mínimo garantizado. Dicho interés adicional, pueden ofrecerlo informando al cliente con antelación, renovándose dicho interés de forma trimestral, semestral o anual u ofrecerse a cierre de año, conociéndolo a posteriori de haberlo contratado. Esta última forma de proceder se denomina PB (participación en beneficios), dependiendo de los beneficios que haya obtenido la compañía aseguradora a cierre de ejercicio, hace participe al cliente del mismo en un % (cuanto más alto, mejor).

Te recomendamos la lectura de los siguientes artículos relacionados con los Planes de Pensiones y Planes de Previsión Asegurados (PPA):