Protocolo Familiar y Seguro de Vida, es una combinación perfecta.  El seguro de vida tiene un papel muy importante en un “Protocolo Familiar” o también llamado “Pacto de Socios”. El objetivo principal del seguro de vida en este caso, es proteger la continuidad del negocio, permitiendo al socio o socios supervivientes, comprar la parte del socio fallecido.

También se recomienda cubrir por el seguro de vida la incapacidad de los socios además del fallecimiento.

A continuación vamos a desarrollar con más detalle lo anteriormente comentado:

Según datos del Instituto de la Empresa Familiar, se estima que 1,1 millones de empresas son familiares en España, es decir, el 89% sobre el total de las empresas.

Esta información es sumamente relevante para hacernos una idea de la importancia que tiene desarrollar un buen protocolo familiar, y el papel del seguro de vida en el mismo.

CTA VIDA

El proceso de sucesión de la 1ª generación a la 2ª generación, puede ser de “socios padres” a hijos o de “socios hermanos” a  hermanos y primos, pudiendo ascender el número de socios de 2, a un gran número de ellos, por lo que si no existe un medio para resolver futuros conflictos, es una muerte empresarial asegurada.

Las figuras a reflejar en este seguro de vida serían las siguientes:

Tomador = La empresa

Asegurados = Los socios

Beneficiarios de cada socio en caso de fallecimiento/invalidez = El resto de socios, en misma proporción o en la que se convenga.

El seguro de vida lo debe pagar la empresa, por lo que no supondrá coste alguno para los socios, a no ser que estos tengan nómina, pues se les deberá imputar el coste de dicho seguro (la prima total que corresponda a cada uno) en la misma.

Aclarar que este seguro de vida no es un compromiso por pensiones, sino que es totalmente voluntario.

Se deberá plasmar en el protocolo familiar, concretamente en el apartado de “Transmisión de participaciones Mortis Causa”, y en “Situación de Incapacidad de un Socio” que el objeto de contratar este seguro es únicamente para comprar las participaciones del socio fallecido o incapacitado, y no para otro fin diferente a este.

¿Cómo calcular el capital asegurado para cada socio?

Hay que tener en cuenta el valor de la empresa, es decir del 100% de las participaciones, y la fiscalidad de las indemnizaciones, para que el capital asegurado sea suficiente.

Como son factores volátiles (valoración y fiscalidad) que pueden cambiar en el tiempo, se recomienda reflejar una cláusula de revisión cada 2 años y matizar en el caso que fuese insuficiente el seguro de vida, que el pendiente lo abonase la empresa mediante una renta mensual durante por ejemplo 5 años a los familiares del socio fallecido o a los tutores legales del socio incapacitado.

Ejemplo práctico

Seguro de vida para dos hermanos socios de Valencia:

Valoración de la empresa = 600.000€.

Participaciones= 50% cada uno.

Impuesto de Sucesiones en la C.V. = Entre hermanos no existe ninguna bonificación/reducción por parentesco = aprox. 88.000€.

Capital Asegurado = 388.000€ para cada uno.

CTA VIDA