Esta cobertura puede ofrecerse como optativa o ser incluida como garantía básica, en el seguro de tu vehículo, y consiste en cubrirte los daños que pueda sufrir tu vehículo por impacto, colisión o atropello de un animal cinegético, sin necesidad de tener contratada la modalidad de Todo Riesgo. Te preguntarás: ¿Y qué es un animal cinegético? Según el Real Decreto 1095/1989 se declaran animales cinegéticos a las especies objeto de caza y pesca, divididos en caza menor y caza mayor, y a su vez en mamíferos, aves y peces, como por ejemplo (según comunidad autónoma): ciervo, corzo, gamo, cabra montes, rebeco, muflón, arrui, conejo, jabalí, liebre, zorro, lobo, perdiz, codorniz, paloma, tótola común, zorzal, agachadiza, pato, faisán, ganso, etc..

Según el IX informe del Centro de Estudios de Seguridad Vial Ponle Freno-AXA sobre colisiones de vehículos contra animales, los jabalíes provocan el 33% de los accidentes de tráfico con animales.

Algunas compañías amplían la cobertura a los animales de granja o explotación ganadera, como por ejemplo: caballo, toro, vaca, burro, oveja, cerdo, … y también a animales domésticos, como perro o gato. Aunque en estos casos, si es posible identificar al propietario de dichos animales, la compañía podrá reclamar contra el mismo y no nos imputará el siniestro a nuestro seguro.

Pero casi todas las compañías están de acuerdo en la imposición de un requisito indispensable para poder hacer uso de dicha cobertura, y este consiste en que siempre debe de existir atestado policial, por lo que si alguna vez sufres algún siniestro de estas características, debes de llamar a la guardia civil para que realice informe de atestado y con el mismo, gestionar a través de tu corredor de seguros, dicho siniestro.

CTA SEGURO DE COCHE

Normalmente las compañías incluyen o permiten incluir esta cobertura cuando contratamos como mínimo la modalidad de terceros ampliada incluyendo lunas, robo e incendio.

Puedes analizar esta cobertura a través de nuestra comparativa de auto (punto 11 del índice).

¿Y como valoran las compañías el vehículo siniestrado?

Si el siniestro no se considera siniestro total, se cubre el coste de la reparación. Pero si la reparación de nuestro vehículo es superior al 75% o 100% del valor venal del mismo, la entidad aseguradora lo declarará como siniestro total y nos indemnizará por el valor del vehículo según su antigüedad o por el valor de nuevo del mismo (dependiendo del producto contratado). En este último caso la forma de valoración para la indemnización se gestionará como si tuviésemos contratado un pérdida total o un todo riesgo sin franquicia. Puedes ampliar información sobre el sistema de valoración de los productos de las compañías con la que colaboramos, pinchando en el siguiente enlace:

Valoración de la indemnización en caso de siniestro total (punto 2 del índice).

Nuestra recomendación es que incluyas esta cobertura en tu seguro de coche en caso de que en tu zona habitual de circulación habiten animales cinegéticos, granjas o ganaderías.

Esta cobertura ha ganado más importancia si cabe en estos momentos, con la reforma de la Ley de Tráfico, aprobada por el Congreso de los Diputados, el pasado 20 de Marzo del 2014, y que entró en vigor el 9 de Mayo de 2014. Una de las novedades de esta reforma afecta a esta cobertura (disposición adicional novena):

En accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas en las vías públicas será responsable de los daños a personas o bienes el conductor del vehículo, sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquéllas.

No obstante, será responsable de los daños a personas o bienes el titular del aprovechamiento cinegético o, en su defecto, el propietario del terreno, cuando el accidente de tráfico sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día o que haya concluido doce horas antes de aquél.

También podrá ser responsable el titular de la vía pública en la que se produzca el accidente como consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo, en su caso, o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos en tramos con alta accidentalidad por colisión de vehículos con los mismos.

Anteriormente indicábamos que esta cobertura tiene más importancia ahora, porque aquellos seguros que no tenían esta cobertura, en caso de colisionar contra un animal cinegético, podían reclamar los daños al coto correspondiente, si el animal era de su propiedad, a través de la cobertura de responsabilidad civil, pero desde la entrada en vigor de la reforma de tráfico, ya no es posible, porque no existe responsabilidad por parte del coto, a no ser que sea por una acción de caza mayor tal y como indica la Ley.

CTA SEGURO DE COCHE