La cobertura o garantía de Pérdida Total consiste en que si tenemos un siniestro de culpa y la reparación de los daños supera entre el 75% y el 100% del valor garantizado/indemnizable del vehículo asegurado en el momento de producirse el siniestro, la entidad aseguradora lo declarará como siniestro total y nos indemnizará por el valor del  vehículo según su antigüedad o por el valor de nuevo del mismo (dependiendo del producto contratado). Con esta indemnización podremos reparar el vehículo (si es posible) o comprarnos otro, nuevo o de segunda mano.

Podríamos decir que la Pérdida Total es como un Todo Riesgo, pero solo para cuando se produce un siniestro total.

No todas las entidades aseguradoras ofrecen esta cobertura, desde nuestro punto de vista, sumamente interesante e importante, y que en muchas ocasiones (dependiendo de la entidad aseguradora o características del vehículo) la inversión a realizar es relativamente pequeña comparándola con la cobertura inferior denominada “Básico Ampliado” (Resp.Civil+Lunas+Robo+Incendio).

Dependiendo del producto contratado, la indemnización a valor de nuevo puede ser de solo un año o incluso hasta tres. El valor de nuevo se cuenta a partir del año de matriculación del vehículo asegurado y es importante compararlo entre las distintas ofertas que nos presenten. A partir del año que no se cubra a valor de nuevo, las compañías indemnizarán a valor venal, a valor venal mejorado o a valor de mercado. También es importante analizar este punto. Puedes ampliar información en nuestra comparativa de seguro de auto que hemos realizado sobre este punto en las principales entidades aseguradoras.

Es importante conocer la existencia de esta cobertura para cuando decidamos disminuir o ampliar coberturas, analizando la posibilidad de contratar la Pérdida Total. Incluso es importante tener en cuenta esta cobertura para los nuevo vehículos, ya que estos, nada más salir del concesionario sufren una depreciación aproximada del 30%, y que en muchas ocasiones, sobretodo ahora que sufrimos momentos de dificultad económica, no se formalizan seguros a todo riesgo desde el principio de la compra del nuevo vehículo, por el coste de esta cobertura, y en su defecto lo más adecuado sería contratar un Pérdida Total antes de un Básico Ampliado.

Definiciones:

Valor Venal: El precio de venta del vehículo asegurado inmediatamente antes de la ocurrencia del siniestro.

Valor Venal Mejorado: Por ejemplo a Valor venal + 50% de la diferencia entre el valor de nuevo y el valor a venal o Valor venal + 30%.

Valor de Nuevo: El precio total de venta en estado de nuevo del vehículo asegurado, incluidos los recargos e impuestos, excepto cuando sean fiscalmente deducibles por el Propietario, así como los accesorios incorporados de serie garantizados en esta Póliza. Si ya no se fabrica o no figura en los catálogos de las casas vendedoras o listas de los Organismos Oficiales, se aplicará como valor de nuevo el correspondiente a un vehículo de análogas características.

Valor de Mercado: El precio por el que normalmente puede adquirirse en el mercado de vehículos de segunda mano, un vehículo de la misma marca, modelo y antigüedad al vehículo asegurado en el momento inmediatamente anterior a la ocurrencia del siniestro. Igual criterio se seguirá para los accesorios.