Los siniestros causados por proyección de piedras producidos por la fricción de nuestro neumático con las mismas, no están cubiertos por la garantía de Responsabilidad Civil del seguro del automóvil.

A continuación lo explicamos con detalle según diferentes perspectivas:

 

CAUSAMOS EL DAÑO

No tenemos culpabilidad

El salto sin más de una piedra contra el parabrisas o carrocería de un vehículo por haber sido friccionada en determinado modo, imprevisto e involuntario, por otro vehículo, no determina por sí solo la responsabilidad.

Cabe duda que el hecho así considerado, depende de múltiples factores ajenos al conductor del vehículo, empezando por la conservación y limpieza de la carretera, colocándonos ante un hecho que no ha podido preverse en concreto, por más que en abstracto resulte de la experiencia común su realización o producción, motivo por el que resulta de aplicación la exención de responsabilidad que califica la fuerza mayor o hecho fortuito, regulada en el art.1105 del Código Civil.

Existe jurisprudencia.

Por ejemplo en Sentencia de fecha 14 de octubre de 2011 de la Audiencia Provincial de León, Sección 1ª.

En consecuencia, si el tercero perjudicado reclamase, podrías motivar exención de responsabilidad en atención a criterio jurisprudencial.

Si tenemos culpabilidad

En todo caso será cuando el daño lo hacemos a otro vehículo, maquinaría u objeto que lo tenemos en nuestro poder en custodia, guarda o en alquiler, que se pueda demostrar mediante contrato, donde se nos hace responsable de todos los daños que ese bien pueda sufrir.

Al igual que en el caso anterior, nuestro seguro del automóvil no nos va a cubrir el daño causado, y tendremos que resarcir el mismo de nuestro propio bolsillo.

SUFRIMOS EL DAÑO EN LA CARROCERÍA DEL VEHÍCULO

Si no tenemos la cobertura de todo riesgo o daños propios, en este sentido vemos algunas Sentencias que facultan al perjudicado a reclamar a la concesionaria de la autopista, dando la razón al conductor, condenando a la autopista a indemnizar los daños causados a un automovilista.

Nuestro seguro por la cobertura de Defensa Jurídica gestionaría la reclamación de daños ante la concesionaria.

SUFRIMOS EL DAÑO EN LOS CRISTALES DEL VEHÍCULO

Si tenemos la cobertura de Rotura de Lunas, nuestro seguro de coche nos lo cubrirá sin más.