No siempre que uno da marcha atrás es culpable del siniestro. Por ese motivo siempre hemos de informarnos imprescindiblemente de la maniobra que realiza el contrario, ya que podría resultar responsable éste.

Aunque el vehículo asegurado realice marcha atrás, la culpa será del contrario cuando, por ejemplo:

– Le afecte una señal de Ceda el Paso/STOP.

– Salga de un estacionamiento realizando marcha atrás.

– También realice marcha atrás para estacionar.

– Circule en dirección prohibida.

Ejemplos de distintos siniestros de marcha atrás, donde se nos puede atribuir o no, la culpabilidad del mismo, teniendo en cuenta los detalles de las maniobras realizadas por ambos vehículos:

– Vehículo A marcha atrás; Vehículo B sale o entra de aparcamiento sin realizar marcha atrás: Culpable A.

– Vehículo A marcha atrás; Vehículo B sale de un estacionamiento realizando marcha atrás: Culpable B.

– Vehículo A marcha atrás; Vehículo B realiza apertura de puerta: Culpable A.

– Vehículo A marcha atrás; Vehículo B le afecta un ceda el paso/STOP: Culpable B.

– Vehículo A sale de estacionamiento marcha atrás; Vehículo B le afecta un ceda el paso/STOP: Culpable A.

– Vehículo A marcha atrás; Vehículo B marcha atrás: Culpabilidad compartida.

– Vehículo A marcha atrás; Vehículo B se incorpora a la circulación proveniente de un garaje  o parking: Culpable A.

– Vehículo A marcha atrás; Vehículo B circula en dirección prohibida: Culpable B.

– Vehículo A marcha atrás; Vehículo B marcha atrás para estacionar: Culpable B