Los seguros de rentas vitalicias y temporales, consisten en transformar un capital fijo o único en unas rentas periódicas garantizadas para poder cumplir, por ejemplo, alguno de los siguientes objetivos: complementar la pensión de jubilación, planificar la herencia, evitar tributar por la transmisión de un elemento patrimonial, costear de manera permanente los gastos derivados de una situación de dependencia (residencias, asistencia domiciliaria, cuidadores o tratamientos especializados, medicación, etc.)… con el beneficio de unas ventajosas e inmejorables exenciones fiscales en su tributación (excepto las rentas provenientes de un plan de pensiones o Plan de Previsión Asegurado (PPA), las cuales tienen una fiscalidad y tipología diferente).

Rentas Vitalicias y Temporales – 10 claves para entenderlas

1. Devolución de la prima aportada a vencimiento: Solo los seguros de renta temporal pueden ofrecer esta opción, la cual consiste en abonar como renta periódica al cliente, únicamente la rentabilidad generada y a vencimiento, devuelven la prima aportada como un capital de supervivencia, en concepto de capital diferido, el cual el cliente podrá volver a reinvertir en el producto de ahorro o inversión que desee. Los seguros de renta que no devuelven la prima aportada a vencimiento abonan una renta periódica incluyendo parte de la prima aportada + su rentabilidad, y a vencimiento no queda capital a devolver.

2. Rentabilidad neta de gastos: a más años de renta contratada, mayor rentabilidad obtendremos. La mayoría de productos de renta vitalicia ofrecen un tipo de interés fijo para siempre y las que menos un interés revisable anualmente, para beneficiarte cuando los tipos suban. No obstante, matizar que en este último caso, aunque en anualidades futuras el tipo de interés sea mayor, la renta periodica a percibir seguirá siendo la misma y ese rendimiento adicional se podrá acumular para el capital de fallecimiento o rescate.

Al ser un producto garantizado a largo plazo, las entidades aseguradoras suelen invertir en deuda pública para darnos una rentabilidad garantizada. Al invertir la mayor parte en deuda pública, la rentabilidad de estos productos dependen en gran parte de la evolución de la misma, es decir, cuando la deuda pública ofrezca alta rentabilidades los seguros de rentas se benefician y pueden ofrecer una mejores condiciones de rentabilidad a sus clientes, que cuando la deuda pública ofrece rendimientos muy bajos.

3. Cobertura de Fallecimiento (contraseguro): según el producto pueden ofrecer cobertura de fallecimiento por ejemplo del 70%, 80%, 90%, 100% e incluso 105% sobre la prima única aportada, capital decreciente o la devolución de la prima única no consumida.

4. Reversión: Esta opción consiste en que siga cobrando la renta otra persona, en caso de fallecimiento del asegurado principal. Existen productos que permiten elegir cobertura de fallecimiento o reversión de la renta. También los hay que permiten no incluir ni cobertura de fallecimiento ni reversión.

Ambas opciones no se pueden contratar, hay que decantarse por una. El inconveniente de la reversión, es que cuando el nuevo perceptor de la renta fallezca, y aún quede renta por consumir, ésta ya no la cobrará nadie, y quedará en poder de la compañía. Excepto una compañía especialista en rentas que permite una reversión contínua hasta el consumo total del capital.

5. Duración: temporal o vitalicia. En temporal, normalmente las compañías permiten elegir 5, 10 o 15 años, pero algunas (las pocas), también ofrecen la libertad de elegir la duración deseada.

CTA RENTAS 3

6. Fiscalidad: el punto fuerte del seguro de rentas es la ventajosa fiscalidad que ofrece.

Rentas Temporales Percibidas

Fiscalidad Rentas Temporales

Rentas Vitalicias Percibidas

Fiscalidad Rentas Vitalicias

Devolución de la prima aportada a vencimiento

En este caso tributará en concepto de capital diferido como Rendimiento de Capital Mobiliario (RCM), la diferencia entre el capital de supervivencia a reembolsar y la parte de prima única destinada a cubrir la garantia de capital de supervivencia.

Capital de fallecimiento

Tributará por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD), concretamente por Sucesiones.

7. Rescate: existen productos que no permiten rescatar de forma anticipada al vencimiento del producto, otros que si permiten hacerlo sin penalizaciones pero en ventanas de liquidez concretas, los que aplican pequeñas o altas penalizaciones y los que permiten el rescate a valor de mercado (la mayoría) lo que puede suponer pérdidas parciales o totales. Existe gran variedad en este aspecto.

El rescate anticipado supone que la entidad aseguradora tiene que vender las inversiones afectas que sustentan la rentabilidad garantizada del producto de rentas (normalmente deuda pública española), y puede ser que lo tenga que hacer con pérdidas, las cuales se trasladan al cliente. Este producto no se diseñó para rescatar ni es su esencia u objetivo. Es importante analizar este apartado de liquidez para luego no llevarse ninguna sorpresa desagradable.

8. Diferimiento: Número total de años desde la contratación de la póliza durante los que no se cobra renta. Como mínimo debe ser un año.

9. Crecimiento: sin crecimiento o crecimiento %.

10. Fraccionamiento: forma de cobro de los términos de la renta. Podrá ser mensual, trimestral, semestral o anual. Algunas compañías solo permiten mensual.

Ejemplo Real

Prima única aportada = 250.000€

Fecha de nacimiento = 29.5.1951

Periodo de renta temporal = 10 años

EJEMPLO PRACTICO RENTAS INMEDIATAS

 

Conclusiones

Hay que tener claro que el seguro de rentas es un producto con nula o escasa liquidez, pues no se crearon con el fin de ser rescatadas. No obstante, todas las rentas que comercializamos desde nuestra correduría son rescatables en sus diferentes modalidades, como indicábamos en el punto 7.

También remarcar que no todos los seguros de rentas vitalicias o temporales son iguales, ni los profesionales que lo comercializan tampoco.

Es sumamente importante que revises que se aplica capital de fallecimiento (contraseguro) o reversión, y que en este último caso sea contínuo. Si no se te incluye ninguna de estas coberturas, la renta a percibir será mayor, pero por contra, cuando fallezcas, el pendiente (si lo hay), se quedará en posesión de la entidad aseguradora o financiera. El único perfil al que podría interesarle esta opción, es a quien no tenga pareja, ni hijos, ni familia cercana, y no quiera cobertura de herederos. No obstante, nosotros no recomendamos esta modalidad.

Aclarar que los seguros de rentas percibidos a través de un plan de pensiones o Plan de Previsión Asegurado (PPA), tienen una fiscalidad diferente, al tributar por Rendimientos del Trabajo.

CTA RENTAS 3