Mediante esta cobertura del seguro de hogar, se garantizan los siniestros de daños de alimentos refrigerados en nevera y congelador, así como medicinas y fármacos (según el producto), que hayan quedado inutilizables por deterioro o putrefacción a consecuencia de:

 

 

  • Paralización y/o averia de la nevera/congelador, como por ejemplo por: Elevación de la temperatura del frigorífico o congelador, Escape fortuito del líquido o gases refrigerantes, etc…
  • Fallo en el suministro de energía eléctrica.

En caso de fallo de energía eléctrica, deberá aportarse justificante documental de la empresa suministradora, y en caso de avería, deberá presentarse la factura de reparación.

En el caso que nos haya saltado el diferencial solo en nuestro hogar, no será necesario aportar ningún justificante puesto que no podremos obtenerlo, al no ser un fallo eléctrico generalizado.

Alguna de las exclusiones más comunes de esta cobertura suelen ser:

  • Cuando el aparato frigorífico o equipo de refrigeración/congelador tiene más de 10/15 años.
  • Daños al propio aparato.
  • Cuando la paralización del suministro eléctrico es inferior a 6 horas consecutivas.
  • Daños que puedan causar los bienes al deteriorarse.

Esto no quiere decir que todas las compañías apliquen todas las exclusiones anteriormente indicadas.

Los límites de esta cobertura suelen ser de 300€, 600€, 750€, 900€ e incluso en algunos productos mediante autorización incluso hasta 3.600€.

¿Cómo debemos de actuar en caso de un siniestro de este tipo?

  1. Debemos de hacer fotos de todos los alimentos o medicamentos dañados. Puesto que no podemos mantener dichos alimentos hasta que venga un perito, al estar los mismos en mal estado, por lo que mediante esta prueba visual justificaremos su existencia.
  2. Hacer una lista de los alimentos y medicamentos dañados, reflejando la marca y la cantidad (Ud,Gr o Kg), además de indicar el coste de los mismos. Esto último puede resultar más difícil, ya que seguramente no nos acordemos del coste exacto de los alimentos dañados, por lo que es de gran ayuda páginas web como www.carritus.com, (reflejar los alimentos en el buscador superior de la web. Una vez buscados se pueden ver los precios de diferentes supermercados seleccionándolos en la parte superior).

seguro de hogar